Saltar al contenido principal

Vicepresidente Jorge Glas constató implementación de albergues en Pedernales

Pedernales (Manabí).- Durante su tercer día de trabajo en la provincia de Manabí, el Vicepresidente de la República, Jorge Glas, constató el avance de la implementación de dos albergues oficiales permanentes que acogerán a aproximadamente 450 familias del cantón Pedernales y que brindarán todas las garantías en lo referente a alimentación, salud, asistencia social, contarán con baños divididos por género y contenedores para guardar las pertenencias de los damnificados.

Además, visitó el albergue La Esperanza donde dialogó con la ciudadanía y enfatizó que las personas que todavía viven en zonas de riesgo deben trasladarse a un albergue oficial o acogerse a uno de los incentivos de vivienda promovidos por el gobierno nacional (familias acogientes o arrendamiento), para evitar posibles accidentes, especialmente si llegaran a existir más réplicas como las registradas ayer, de 6.8 y 6.9 grados Richter.

«Eso ratifica que tenemos que ser muy ordenados, disciplinados», dijo. Además insistió que tampoco se puede poner carpas en las inmediaciones de infraestructuras con peligro de colapso, «No lo podemos permitir porque están arriesgando la vida de su familia, donde no hay atención médica, donde no hay seguridad».

Dio un mensaje de tranquilidad a la ciudadanía al reiterar el compromiso del gobierno nacional para reconstruir las zonas afectadas «con planificación para no cometer los mismos errores (…) vamos a reconstruir Pedernales pero con casas que sean sismo resistentes, con servicios básicos, que van a generar empleo para los damnificados».

De su lado Patricia Mera habitante del albergue, agradeció la ayuda del gobierno en este momento de crisis, «tenemos que aprender a vivir en comunidad, hacer las cosas bien», dijo.

Más temprano Glas se reunió con el Comité de Operaciones de Emergencia (COE) Pedernales, para evaluar los daños ocasionados por las réplicas de ayer. El ministro del Interior, José Serrano, informó que 10 construcciones se vieron afectadas en Cojimíes.

Glas visitó la zona donde se está instalando un albergue para 100 familias y recorrió también el barrio Nueva Esperanza, el cual será reubicado para seguridad de su población.

Serrano además indicó que tras los movimientos de ayer «no se registraron incidentes delictivos en las zonas afectadas» de Esmeraldas y Manabí, a las que resguardan más de «4.800 policías, de ellos, 1.700 vigilan todo el cantón Pedernales».

En este cantón manabita se implementarán albergues con todos los servicios básicos para 800 familias afectadas, aunque la prioridad es que pasen lo menos posible en estos lugares acogiéndose al programa de familias acogientes o de arrendamiento.


 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *