Saltar al contenido principal

COMUNICADO DE PRENSA

Comunicado

La Secretaría Técnica del Comité de Reconstrucción y Reactivación Productiva, comunica a la ciudadanía sobre los recursos empleados para la reconstrucción de las zonas afectadas por el terremoto que azotó especialmente a la provincia de Manabí y Esmeraldas el pasado 16 de Abril.

Ante las últimas noticias publicadas, en medios de comunicación impresos del país, es importante aclarar cuáles son las fuentes y usos destinados para la reconstrucción de las poblaciones afectadas.

El documento realizado por la Secretaría Nacional de Planificación y Desarrollo (SENPLADES), fue publicado en agosto del 2016; denominado PDNA por sus siglas en inglés (Post Dessaster Need Assesment) o – Evaluación de Necesidades Post Desastre – con fecha de corte al 26 de mayo 2016; es decir 40 días después del evento sísmico. Este documento provee un enfoque general y realiza las estimaciones de costos mínimos para la reconstrucción. No existe un estudio que determine categóricamente cuánto va a costar la reconstrucción. El informe de SENPLADES, por ende, es un documento inicial orientativo.

Es necesario mencionar que después del terremoto del 16 de abril 2017 de 7.8° en la escala de Richter, han ocurrido 3.464 réplicas, que han agudizado las afectaciones en los sectores de vivienda, salud, educación, vías y medios de transporte, agua y saneamiento, equipamientos urbanos, entre otros; haciendo necesario la atención de nuevas emergencias y la implementación de nuevos proyectos en zonas en las que originalmente no se habían contemplado; por ejemplo el sismo de 5.8° del 19 de diciembre 2016 con epicentro en Tonsupa, provincia de Esmeraldas, afectó al menos 700 viviendas, generando la necesidad de activar inmediatamente los protocolos de emergencia para salvaguardar la vida de los habitantes, implementar un nuevo albergue temporal y la ejecución de un nuevo proyecto habitacional.

Las fuentes de recursos asignados para la reconstrucción se detallan en la siguiente tabla:

Inversión en Reconstrucción

Se aclara entonces que no se han empleado recursos del Fondo Monetario Internacional (FMI) a pesar de haber sido considerados en un inicio como una fuente potencial de financiamiento.

Cabe resaltar además, que en los costos de reconstrucción inicialmente estimados, no se consideran algunas obras de infraestructura necesarias para reactivación productiva y mitigación de riesgos, tales como: regeneración urbana de zonas totalmente colapsadas, protección y recuperación de bordes costeros o los puertos pesqueros artesanales, que permitirán la reubicación de comunidades de pescadores azotadas por el terremoto, gracias a que en sus instalaciones se podrán resguardar de manera segura las embarcaciones, sin contar los beneficios ambientales y de productividad que estos generarán a las comunidades.

Considerando que cada una de las ciudades afectadas tiene su propia dinámica económica, se ha incentivado la reactivación productiva mediante la asignación de créditos, a través de la banca pública, siendo los casos más complejos de reactivación, los de aquellos cantones cuya vocación es mayormente turística.

En el siguiente cuadro se muestra la asignación de recursos, agrupados por principales rubros:

Asignación por Sector

Se han desarrollado, y se siguen realizando, nuevos estudios de infraestructuras afectadas por el terremoto, por lo que se ha considerado la incorporación de un crédito chino por USD 1000 millones, como una nueva fuente para la reconstrucción. Con estos recursos se financiarán obras de infraestructura educativa, hospitalaria y obras de regeneración urbana en ciudades como Pedernales, Bahía, Jama, Canoa, entre otras, que como se indicó en líneas anteriores, dependen mayoritariamente del turismo para su reactivación productiva sostenible.

Con lo expuesto, se rechaza categóricamente que siquiera se insinúe que los recursos tengan otros destinos y se deja constancia del compromiso irrestricto del gobierno nacional, por seguir aportando a la reconstrucción y reactivación productiva de las zonas afectadas por el terremoto.


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *