Saltar al contenido principal

50 familias hoy dejan albergues

Cierre de albergues
Se cerraron dos albergues en Manabí

Durante los meses posteriores al terremoto ellos habitaron los albergues de Portoviejo y Manta, conviviendo como grandes familias.

Hoy estos albergues custodiados por el Ejército Nacional y que permanecieron bajo los ojos vigilantes del personal del Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES) y de funcionarios del Ministerio de Salud Pública del Ecuador ven como poco a poco sus últimos huéspedes inician una nueva vida en sus viviendas propias construidas por el Gobierno Nacional a través del Plan Reconstruyo Ecuador.

Estas pequeñas ciudades fueron reduciendo su tamaño mientras se llenaban  de historias y anécdotas de quienes fueron desplazados de sus hogares por un terremoto 7.8 grados Richter.

En Portoviejo cientos de carpas blancas cubrieron el suelo del antiguo aeropuerto Reales Tamarindos donde en mayo eran 1.116 las personas que pernoctaban y despertaban en ellas. Número que disminuyó a 196 personas, 53 familias para el 6 de marzo del 2017 gracias a la construcción de proyectos habitacionales y a la entrega de diferentes incentivos otorgados por el MIES. De las 53 hoy se trasladan 38 hasta el reasentamiento El Guabito, tres a viviendas nuevas en terreno propio, tres a casas del CONADIS y una a su casa reparada. Las cinco familias restantes se encuentran en trámites de verificación para encontrar una solución de vivienda.

«Hoy vamos a realizar cierre simbólico del albergue, porque nos va a tomar varios días trasladarlos a todos. Esa promesa de reconstruir Manabí, de reconstruir Esmeraldas y dejarla mejor que antes, está más viva que nunca», manifestó Jorge Glas.

Al igual que en Portoviejo, en Manta se levantó el albergue Tohallí donde inicialmente vivían 394 personas y para el  5 de marzo quedaban solo tres personas, dos familias.

Ellos en días pasados ya dejaron el lugar que un día llamaron hogar para vivir en su nueva vivienda en terreno propio y acceder a un bono emergente


 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *